La crisis sanitaria ha supuesto un antes y un después en la educación online. La mejora de las plataformas digitales e infraestructuras, y garantizar la conectividad y herramientas tecnológicas han sido las primeras medidas adoptadas por los organismos competentes. A continuación, conocemos las medidas y herramientas tecnológicas adoptadas por el Ministerio

de Educación y Formación Profesional y las comunidades de Extremadura, Murcia, Madrid, Castilla y León, Asturias y Galicia para poder llevar a cabo la educación telemática desde que los colegios cerraran sus puertas. Además, recogemos las reflexiones de un docente ante la forzosa transformación digital ante el COVID-19.

Ministerio de Educación y Formación Profesional

El Ministerio de Educación y Formación Profesional (MEFP) ha puesto en marcha distintas herramientas digitales y ha buscado aliados en la industria tecnológica para asegurar la continuidad de la actividad educativa durante el periodo de suspensión de las clases presenciales debio al estado de alarma.

Entre las herramientas digitales, destaca la puesta en marcha de la web Aprendo en casa para facilitar el acceso a diferentes recursos, herramientas y aplicaciones para el profesorado, familias y alumnado.

Web Aprendo en casa

En cuanto a las alianzas con distintas empresa tecnológicas destaca la colaboración de Telefónica, Cisco e IBM que han puesto a disposición del alumnado de Bachillerato y Formación Profesional de Grado Medio y Superior con dificultades para continuar su formación de manera telemática, 20.000 líneas móviles de Movistar, así como licencias de Webex para videoconferencias y soporte a los docentes.

Otras aprotaciones vienen de la mado de Orange y Xiaomi quienes han aportado dispositivos electrónicos y tarjetas SIM destinadas siempre al alumnado con menos recursos.

Comunidad de Madrid

Desde que la Comunidad de Madrid decretase el cierre de los colegios e institutos de la región ha facilitado la continuidad de la actividad educativa a distancia a través de la plataforma EducaMadrid que ha sido mejorada con el objetivo de optimizar su funcionamiento. Dicha plataforma pone a disposición de profesores, alumnos y familias un amplio conjunto de servicios web, herramientas educativas, recursos y escenarios virtuales para la enseñanza y el aprendizaje.

Web EducaMadrid

Según fuentes de la Consejería de Educación y Juventud de la Comunidad de Madrid, las actuaciones para perfeccionar EducaMadrid han consistido en la instalación de servidores de última generación y de una nueva cabina de almacenamiento que mejora el volumen de datos y su velocidad de gestión. De esta manera, se han sumado 250 terabytes a los 80 con los que contaba hasta ahora, con 120 discos de acceso paralelo, lo que supone un gran aumento en la capacidad de almacenamiento. Además, el nuevo sistema operativo instalado tiene tecnología de inteligencia artificial que optimiza el rendimiento de las máquinas.

También se han migrado los datos de la plataforma EducaMadrid, reorganizando los ficheros y posibilitando mejores accesos. Esta actuación, sumada a la mayor velocidad de gestión de datos de la cabina, ha permitido mejorar su rendimiento de forma notable. Para ello, se han separado los distintos servicios (portal, correo, mediateca, cloud y aulas virtuales) logrando una mejor gestión y resultados.

En cuanto a los servidores, se ha duplicado el número de procesadores, que han pasado de 240 a 480, y se ha triplicado la memoria virtual, desde los 2,5 Tb de memoria RAM a 8 Tb. Asimismo, se han sustituido los Firewall (cortafuegos) actuales por dos nuevos de gama superior y de última generación, que ofrecen mayor seguridad y protección contra las amenazas cibernéticas con procesadores de seguridad de alta potencia.

Además, se han instalado nuevos switches (dispositivo de interconexión de redes informáticas) más rápidos, que permiten que las máquinas se comuniquen con mayor rapidez y soportar 10 veces más de tráfico, pasando de velocidades de 1 Gbit/s a 10 Gbit/s. Este proceso facilitará la comunicación entre los distintos componentes de la plataforma EducaMadrid.

La plataforma se ha visto complementada con diversos acuerdos con empresas como Cisco, IBM, Microsoft o el Grupo Planeta, para poner a disposición de los centros y las familias más medios para que las clases a distancia se puedan desarrollar del mejor modo posible.

Por otro lado, la Comunidad de Madrid ha repartido a los centros docentes 1.000 tablets y 2.000 tarjetas SIM con conexión a internet que permitirán a un total de 2.200 alumnos de las familias más desfavorecidas continuar las actividades educativas mientras continúen las clases a distancia.  En este sentido, en los próximos días el Gobierno Regional pondrán a disposición más dispositivos electrónicos para los alumnos que lo necesitan. Además, se ha puesto en marcha un plan de medidas extraordinarias de refuerzo educativo destinado a los alumnos con dificultades de aprendizaje y a los que no han tenido medios adecuados para poder desarrollar las actividades por internet, bien por no disponer de las tecnologías de la información y la comunicación necesarias o por tener un acceso muy limitado a las mismas.

Los estudios realizados por la Comunidad de Madrid indican que el 92,72% de los centros educativos de la Comunidad de Madrid están utilizando la educación online desde la primera semana de la suspensión de las clases presenciales y otro 7,28% están utilizando un sistema mixto por el cual se desarrolla la actividad a distancia y también el facilitar las actividades impresas a las familias.

Junta de Castilla y León

La Consejería de Educación de Castilla y León gestiona la enseñanza virtual a través de su portal de educación www.educa.jcyl.es. Tal y como nos han explicado fuentes de la Consejería en estos momentos funcionan en toda la Comunidad “750 aulas virtuales, con casi 289.000 usuarios entre profesores y alumnos, y un volumen global de 900.000 accesos semanales a las mismas”.

Las Aulas Virtuales se complementan con Microsoft Office 365, que proporciona a todo el profesorado y alumnado de centros públicos, todas sus utilidades de comunicación y trabajo en grupo: Outlook, almacenamiento y uso compartido de archivos, Office Online, Teams, Sway, Skype empresarial, Forms, Stream, Sharepoint, Flow, Power apps y School Data Sync.

En cuanto a la brecha digital, la Consejería ha detectado que el principal problema “no es la falta de dispositivos, si no la falta o problemas de conectividad”. Por ese motivo, la Consejería Regional ha identificado a los alumnos con diversos problemas de conectividad y les está facilitando tarjetas SIM de datos de las principales empresas de telecomunicaciones, para facilitar el seguimiento de la actividad docente online a través de comunicaciones de móvil y mientras dure esta situación de confinamiento.  Estas tarjetas facilitan la conexión, teniendo en cuenta las diferentes coberturas existentes en la Comunidad Autónoma, y proporcionan una capacidad de transmisión de datos de 40 y 60 GB mensuales, para satisfacer el incremento del tráfico de datos que supone la actividad de aprendizaje online. El porcentaje de alumnado en esta situación no alcanza el 4 por ciento.

Entrevista con Juan Pablo Venero Valenzuela, Director General de Innovación e Inclusión Educativa de la Junta de Extremadura


«Esta crisis nos ha obligado a analizarnos en profundidad y hacer un ejercicio de adaptación obligada que debe permanecer en su esencia»

Juan Pablo Venero Valenzuela, Director General de Inovación e Inclusión Educatica de la Junta de Extremadura


¿Qué tecnologías o herramientas TIC se has adoptado para llevar a cabo la educación telemática desde el estado de alarma para educación no universitaria?
Además de distintos acuerdos con otros colaboradores , en la Consejería de Educación y Empleo de la Junta de Extremadura llevamos años invirtiendo en nuestras propias plataformas.

Entre las fundamentales se encuentran varias como son la plataforma de contenidos educativos llamada eScholarium y que tiene el objetivos de extender su uso a todas las comunidades educativas de Extremadura y en el que pueden participar tanto los centros públicos como concertardos. Esta plataforma garantiza que todos los docentes y alumnado extremeños tienen a su disposición un entorno de aprendizaje en el que incluso pueden trabajar sin conexión a internet en algunos momentos gracias a la versión descargable.

La plataforma eScholarium es un entorno virtual de enseñanza-aprendizaje con una interfaz amigable y sencilla, construido en función de las necesidades de centros, docentes y estudiantes y ofrece un espacio para la creación y utilización en el aula de recursos educativos digitales desarrollados por docentes, instituciones de referencia o proveedores de contenidos. Proporciona, un marco de trabajo colaborativo que facilita el seguimiento educativo entre el centro educativo y las familias; y favorece la utilización de la tecnología en el aula desde un punto de vista de evolución metodológica.

La Consejería de Educación y Empleo también dispone de su propia plataforma para gestión relacionados con los procesos educativos llamada Plataforma Rayeuela que se ocupa de labores de seguimiento, gestión e incluso secretaría virtual. Es la principal plataforma de contacto entre docentes  y familias y entre la propia administración y la comunidad educativa. En ella están integrados el 100% del alumnado y el 100% del profesorado. 

Es importante destacar, que en estas fechas, las mejoras técnicas y humanas incorporadas están dando soporte a más de 17.000 profesores y profesoras, y 170. 000 alumnos y alumnas. Por ejemplo, Rayuela ha visto mejorada su infraestructura técnica en un 50% y ha dado respuesta en algunos momentos de esta semana a casi 90.000 personas en el mismo día. 

Además, Extremadura dispone de su propia web de información abierta, Educarex que se ocupa de trasladar a la ciudadanía en general, y al profesorado en particular información pública de todos los asuntos relativos a la educación : plazos, programas, procedimientos… Esta web es actualmente el canal idóneo en la estrategia de comunicación para trasladar información contrastada y de fuentes oficiales y es la referencia para toda la comunidada educativa con secciones de familia, alumnado,docentes … en ella se encuentra información actualizada y recursos para facilitar el proceso de enseñanza – aprendizaje desde los domicilios. 

También disponemos de Librarium que es la biblioteca digital que la Consejería de Educación y Empleo de la Junta de Extremadura  pone a disposición de las bibliotecas escolares extremeñas, cofinanciada por el Fondo Europeo de Desarrollo Regional (FEDER). Proporciona una plataforma de préstamo digital y descarga gratuita, así como otra de lectura colaborativa, para crear y gestionar clubes de lectura digital.

¿Contemplan alguna solución tecnológica para poder examinar a los alumnos teniendo en cuenta que no se van a reanudar las clases?
En principio ahora mismo, en la mayoría de las enseñanzas, no. Sí lo hacemos para enseñanza de adultos y Formación Profesional. Las herramientas que he descrito antes, y otras muy comunes en el uso docente, como puede ser moodle o el entorno G- Suite, facilitan esta labor de evaluación. Somos muy conscientes del perjuicio de esta situación para docentes y familias, y por eso, hemos puesto en marcha una nueva instrucción para este tercer trimestre que sigue basándose en el principio de la evaluación continua. En 2º de Bachillerato hemos retrasado la evaluación ordinaria. Hemos pedido a los docentes que los contenidos de este trimestre no pueden en ningún caso estropear las calificaciones de los dos anteriores,  y,  que tengan especialmente en cuenta la situación del alumnado más vulnerable por distintas causas, entre otras las tecnológicas. 

El acceso a dispositivos no está al alcance de todo el mundo y la conectividad no está disponible en todos los lugares, especialmente en entornos rurales. ¿Cómo están afrontando este problema?
En primer lugar, se ha puesto a disposición de las familias los dispositivos móviles que se encuentran en los centros educativos y que en este momento estarían en desuso. Esto posibilita, que,  por ejemplo, solo en los centros de enseñanza secundaria, más de 9.000 dispositivos estén a disposición de alumnado que no disponga de ellos en su vivienda. En primaria superan los 5.000 equipos. La Consejería de Educación y Empleo a través de las Delegaciones Provinciales ya está trabajando para poner estos 14.000 equipos a disposición de las familias. A fecha de hoy ya se habrían puesto a disposición de las familias gracias a la colaboración de los centros educativos más de 4.000 equipos informáticos.

En segundo lugar, la Consejería de Educación y Empleo está complementando el ofrecimiento de 800 del Ministerio de  líneas móviles a estudiantes de Bachillerato y Formación Profesional de Grado Medio y Grado Superior de Extremadura. Serán 800 tablets para alumnado de centros educativos públicos no universitarios de Extremadura con dificultades para seguir la actividad lectiva online como consecuencia de la crisis sanitaria provocada por el coronavirus covid-19. Dichos dispositivos móviles irán asociados a las líneas telefónicas que aportará el Ministerio de Educación y Formación Profesional a través de una cesión a la Junta de Extremadura de tarjetas SIM. Estos serán dispositivos que se adapten a las necesidades del ámbito educativo en lo referido a aplicaciones, conectividad y usos específicos de las Tecnologías de la Educación. 

Además, gracias a la continuidad de gestiones realizadas por el propio y Ministerio y la Junta de Extremadura con más colaboradores privados,  la oferta se ampliará con otros 150 equipos más, con su correspondiente tarjeta SIM para la conexión a internet. 

Si con estas acciones desde los centros educativos se siguieran detectando problemas de acceso por dificultades tecnológicas, ya estudiamos emprender más acciones para reducir esta brecha digital. 

¿Conocen qué porcentaje de alumnos no tienen acceso a tecnología para poder seguir la actividad educativa?
Hemos desarrollado desde el inicio de la suspensión de las actividades lectivas presenciales  distintos canales de comunicación para mantenernos en contacto con las familias y el profesorado, y tener así, conocimiento en todo momento de aquellos alumnos y alumnas que pudieran encontrarse en una situación menos ventajosa ante la eventualidad del aprendizaje desde el domicilio.

Cabe destacar el cuestionario lanzado a profesorado y familias que cuenta con 35.000 personas encuestadas y en las que los datos no difieren de las medias nacionales de la Encuesta de Equipamiento TIC en los hogares del INE.  

La respuesta mayoritaria del profesorado extremeño muestra que el alumnado extremeño que podría tener problemas de conectividad en ningún caso superaría el 10% . Otros datos señalaría a un 6,7% de familias extremeñas con problemas reales de conexión. En todo caso,  las familias señalan que no supera a un 4% el total de los hogares extremeños que no disponen al menos de móvil con conexión, dato que también es acorde con los ofrecidos por el INE. 

Esto permite afirmar que la disponibilidad en los hogares extremeños de conexión a internet y equipamiento TIC permite el desarrollo de una estrategia basada en la formación no presencial para paliar los efectos de la crisis sanitaria del COVID-19. No obstante, estos datos nos ofrecen el panorama de un problema, real, no mayoritario, y abordable en Extremadura.

Tenemos datos muy interesantes respecto a la percepción de los alumnos, docentes y familias con respecto a la educación telemática: el 83% de los docentes y el 76% de las familias declaran, al menos, estar satisfechos con la comunicación producida estos días para permitir la educación no presencial. El 83,2% de los docentes está, al menos, satisfecho con la forma en que el alumnado está siguiendo las actividades propuestas y el ritmo de los ejercicios; y el 86,7% de los docentes declara estar, al menos, satisfecho con la forma en la que se están atendiendo los problemas e incidencias técnicas propias de la educacuón online por parte de los servicios centrales de la Consejería.

¿Utilizan alguna herramienta tecnológica para asegurar que el profesorado cumple con los objetivos requerido?
No específicamente. Hemos habilitado diversos mecanismos para que las inspección educativa  tenga contacto habitual con los centros para ejercer estas funciones. También hemos medido como se están desarrollando estas medidas y los datos demuestran que por un lado, los docentes que forman parte de equipos directivos aprueban ampliamente la comunicación entre el centro y la Inspección Educativa para recibir asesoramiento, valorándola con un 8,3 sobre 10 de media. Por otro lado, el 85,3% de los docentes declara estar, al menos, satisfecho con la coordinación del personal docente en su centro para planificar, valorar y evaluar el trabajo online del alumnado; y por último, y muy importante para nosotros también, el 86,7 % de los docentes declara estar, al menos, satisfecho con la forma en la que se están atendiendo los problemas e incidencias técnicas propias de la educación online por parte de los servicios centrales de nuestra Dirección General.

Por último ¿Qué lecciones debe aprender el sector educativo de esta experiencia para afrontar el futuro de la educación?
Uff, muy interesante esta pregunta. Todavía no hemos terminado esta experiencia, así que hay que ser muy humildes y seguir aprendiendo. Nos queda. Los aprendizajes que hemos tenido hasta ahora… estoy seguro que cambiarán de aquí a julio. Es necesaria una administración que no deje de aprender. Nosotros utilizamos mucho técnicas de pensamiento de diseño para aprender de nuestros centros educativos. Pero sí podemos resumir algunos aprendizajes hasta ahora… es posible que este fenómeno se repita más veces, y debemos estar preparados; tenemos que seguir adaptando y mejorando la infraestructura y las plataformas digitales. Debemos aprender de la lección que nos dan familias y alumnado. Nos han demostrado en este tiempo que hay competencias, esa palabra… que son más importantes o al menos tanto, como el aprendizaje académico tradicional. Creo que estamos todos sorprendidos con las  competencias que han aflorado. Debemos aprender a no dejar nunca de agradecer el compromiso de los docentes que están desarrollando una labor por encima de sus posibilidades. Hemos aprendido como la inteligencia colectiva, el deseo de compartir buenas prácticas exprés entre compañeros y compañeras ha sido la primera respuesta espontánea ante una situación casi de ciencia ficción la que nos ha marcado el camino de una innovación útil. Debemos aprender que educa la pedagogía, no la tecnología. Que una casa no es colegio, y que un padre o una madre no son profesores. Debemos aprender a distinguir qué contenidos son importantes, unos más que otros. A nosotros en concreto nos preocupa mucho que cualquier persona en situación de desventaja social o personal no se quede atrás por esta o ninguna circunstancia. Y debemos aprender que la formación del profesorado debe sufrir transformaciones importantes, así como la relación con las familias y los canales de esta comunicación. Esta crisis nos ha obligado a analizarnos en profundidad y hacer un ejercicio de adaptación obligada que debe permanecer en su esencia.

Por otro lado, ojo con menospreciar la enseñanza presencial, aquella que enseña a convivir, a comunicar y empatizar, a tolerar, a trabajar en proyectos comunes, a apreciar los espacios abiertos y nuestro patrimonio natural, ese que nos está esperando ahí fuera. 

Principado de Asturias

Desde el año 2015 la Consejería de Educación del Principado de Asturias dispone de varias plataformas de formación a distancia como Microsoft Office 365, Aulas Virtuales y  Campus Formación a distancia. Todas ellas son las recomendadas a todo el sector estudiantil por el Gobierno regional para su uso desde que se cerraran los colegios “ya que cubren sobradamente las necesidades del profesorado y del alumnado; y porque cumplen con la normativa en materia de protección de datos personales, además de que las cuentas de alumnado y profesorado ya están creadas”. Apuntan que “los centros educativos pueden utilizar alguna aplicación no corporativa, pero en caso de que almacenen datos personales del alumnado deben comprobar que cumple con la normativa en materia de protección de datos personales y pedir autorización a las familias”.

Además, el Principado ha habilitado en el portal corporativo Educastur un nuevo sitio web en el que se pone a disposición de la comunidad educativa asturiana información, servicios, recursos educativos y ayuda para facilitar la continuidad de la actividad educativa no presencial durante el cierre de los centros asturianos a causa del COVID-19: abierto 24 x 7.

Web abierto 24X7

Con el objetivo de reducir la brecha digital, la Consejería de Educación del Principado de Asturias comenzó hace una semana el reparto de más de 1.000 conexiones a internet y 600 nuevos equipos, entre ordenadores, tabletas y teléfonos móviles.

Al respecto, desde el Gobierno de Asturias agradecen «la colaboración del Ministerio y de la Federación Asturiana de Concejos, así como las aportaciones de Xiaomi, Orange, Vodafone, Telefónica-Fundación Profuturo, Cruz Roja y voluntarios informáticos por las aportaciones recibidas en material informático y tecnológico».

La Fundación Edp ha donado al Principado más de 460 nuevos dispositivos, valorados en 200.000 euros, a los que se suman 70 tabletas procedentes de Telefónica-Fundación Profuturo, y 40 móviles cedidos por Xiaomi. Por su parte, el Gobierno de Asturias, a través de la Dirección General de Estrategia Digital, ha habilitado más de 1.000 nuevas conexiones a internet.  En esta iniciativa colaboran también otras administraciones como el Ministerio de Educación y Formación Profesional y la Federación Asturiana de Concejos (FACC), además de empresas de comunicaciones como Orange y Vodafone.

Los equipos y conexiones se han dirigido, en primer lugar, al alumnado de Bachillerato, Formación Profesional (FP) y cursos de fin de ciclo (4º de ESO y 6º de Primaria) que carece de medios para continuar de forma telemática con el curso escolar.

Los materiales se hacen llegar a los ayuntamientos, acompañados de la documentación necesaria para recibir, custodiar y repartir los dispositivos a las familias. Todos los envíos están acreditados y registrados para devolver el préstamo una vez cese la necesidad.

Estos nuevos recursos se unen a los más de 7.500 dispositivos informáticos (entre ordenadores y tabletas) aptos para ser utilizados que poseen los centros educativos y que distribuyen ya entre su alumnado para paliar carencias.

Cruz Roja Española ha ofrecido su apoyo y colaboración para solucionar las dificultades que puedan surgir en el reparto de estos recursos. Su personal de voluntariado entregará quincenalmente el material a domicilio mientras perdure la crisis sanitaria.

Por su parte, los colegios profesionales de ingenieros informáticos del Principado (CITIPA y COIIPA) han puesto en marcha un programa de ayuda a las familias y al personal docente que necesiten apoyo en el uso de herramientas y aplicaciones telemáticas. El objetivo es superar los posibles obstáculos que les impidan realizar las tareas destinadas a cubrir la falta de formación presencial.

El profesorado y las familias pueden enviar sus peticiones de ayuda a través de un sencillo formulario web (https://www.impulsotic.org/apoyo-Covid-19) y, una vez recibidas, serán canalizadas por los colegios hacia un grupo de voluntarios y voluntarias.

Por último, la Consejería de Educación impulsa desde el 3 de abril la emisión en la Televisión del Principado de Asturias (TPA) de contenidos educativos elaborados por la comunidad docente que permiten trabajar, también en familia, el aprendizaje por competencias. Además, ha habilitado en el portal corporativo Educastur un nuevo sitio web en el que se ofertan herramientas y recursos de apoyo.

Entrevista con Esperanza Moreno Reventos, Consejera de Educación y Cultura de la Región de Murcia


«La digitalización ha llegado para quedarse y es necesario formación continua por parte del profesorado, así como del alumnado y las familias»

Esperanza Moreno Reventós, Consejera de Educación y Cultura de la Región de Murcia


Desde hace años, la Región de Murcia, a través de la Consejería de Educación y Cultura, trabaja y fomenta el uso de plataformas digitales para la formación de los estudiantes y del profesorado. Gracias a esta estrategia, la comunidad autónoma ha hecho posible que el cierre de los colegios, y la continuidad de la formación en las casas, no haya generado un colapso en el sistema educativo.
Esperanza Moreno, Consejera de Educación y Cultura de la Región de Murcia explica que los centros educativos disponen de múltiples recursos como la plataforma AulaVirtual, “un espacio virtual de aprendizaje basado en software libre donde el profesor prepara los materiales y el alumno realiza los ejercicios. Durante el mes de confinamiento ha habido más de 900.000 conexiones y han accedido más de 200.000 usuarios”.

Para el profesorado, existe una plataforma de teleformación, basada en software libre, que posibilita a todos los profesores tener cursos en todo aquello que necesitan y que se puede acceder a través de http://teleformación.murciaeduca.es. Esperanza Moreno asegura que “esta plataforma está siendo muy utilizada por el profesorado, con unos 18.300 usuarios en este mes de confinamiento”.

Asimismo, la Consejera destaca la colaboración de Google y Microsoft en estos días que ha permitido que todo el profesorado y toda la comunidad estudiantil tengan una cuenta en GSuite y otra en Office365 que “les permite tener correo electrónico, procesador de textos, hoja de cálculo, gestor de presentaciones, videoconferencia, y muchas otras aplicaciones más en la nube.  En las cuatro últimas semanas se han enviado 11,8 millones de mensajes de correo electrónico, se han compartido 9,7 millones de documentos, y se han realizado 154.000 videoconferencias”.

Esperanza Moreno tiene claro que «la digitalización ha llegado para quedarse y es necesario formación continua por parte del profesorado, así como del alumnado y las familias», y para que nadie se quede atrás, desde la Consejería se ha puesto en marcha TeleEduca, un sistema de reparto de material formativo para llegar a aquellos alumnos y alumnas que, por distintas circunstancias, no pueden acceder con facilidad a la formación on line. “Hasta ahora, este alumnado estaba en contacto con el profesorado, en su mayoría, a través de llamadas telefónicas. También se permitió a los propios centros ceder sus dispositivos a aquellos alumnos que ellos consideraran que los necesitaban”. Según los datos que maneja la Consejería de Educación, “existen unos 8.500 alumnos que tienen dificultades para acceder al sistema formativo a distancia, es decir, un 3 por ciento del total del alumnado de la Región de Murcia, que asciende a 267.000 alumnos y alumnas”.

Asimismo, y para que todo el mundo tenga acceso a la teleformación, la Consejería ha comenzado a repartir al alumnado de Bachillerato y Formación Profesional con dificultades para continuar la formación telemática un total de 3.409 líneas móviles mediante el envío de tarjetas SIM de 40Gbs mensuales por línea. La Consejera concreta que “a las 909 tarjetas SIM de Movistar que el Ministerio de Educación y Formación Profesional ha remitido a la Región de Murcia, la Consejería de Educación ha sumado unas 2.500 tarjetas SIM de Vodafone, facilitadas por la Dirección General de Informática Corporativa de la Consejería de Presidencia y Hacienda, para lograr que esta ayuda llegue a un mayor número de estudiantes de segundo de Bachillerato, de segundo de FP Grado Medio y Superior”.

Ramón Martínez Rodríguez, Profesor del IES Las Encinas


Innovación por sorpresa

Ramón Martínez Rodríguez, Profesor del IES Las Encinas

Recuerdo haber entrado el 10 de marzo a las 8,30 de la mañana en mi aula de 1º de ESO B pensando en cómo transmitir a mi alumnado una información que aún no había llegado a los centros. Recuerdo sus caras de preocupación, la misma que yo trataba de esconder para ofrecerles esa sensación de seguridad que nuestros estudiantes necesitan ver en sus profesores. Recuerdo los días siguientes, cuando todo el sector educativo tuvo que afrontar a solas la transformación digital completa de todo nuestro modelo de enseñanza y aprendizaje mientras desde el Ministerio y las Consejerías únicamente nos decían que «se fomentará la educación online».

Detrás de ese anglicismo (¿por qué no usar «en línea»?) se escondió y sigue escondiendo una revolución educativa que, por necesidad, ha sido casi exclusivamente horizontal. Los equipos docentes y directivos de los centros nos hemos visto en la obligación de afrontar un cambio para el que nadie estaba preparado y, no obstante, hemos conseguido llevarlo a cabo con un resultado sorprendentemente exitoso. No es la primera vez: ya es costumbre en nuestra profesión hacer fuerza de flaqueza y encontrar una solución a cualquiera de los problemas que se nos ponen por delante. Al fin y al cabo, si con un lápiz y un papel se puede cambiar el mundo, no iba a ser tan difícil cambiar esas herramientas por otras. ¿O sí?

«¿Tú cómo lo estás haciendo?». Ese fue el mantra constante en los grupos de WhatsApp, las charlas telefónicas y los cientos de correos que todos los educadores del país cruzamos durante aquellos días. Hablar con compañeros que se trasladaron a otros institutos para saber qué andaban haciendo allí, recuperar el contacto con una amiga de la facultad que anda ahora en un privado donde tienen dinero suficiente para permitirse la ayuda de un informático que lo ponga todo a punto, y tratar de averiguar qué es lo que ha hecho y cómo; compartir el mail que le has mandado a tus tutorandos con el equipo directivo y la orientadora, por si ese mismo texto puede servirle a otro compañero para explicarle al alumnado a su cargo desde cómo funciona la pestaña de tareas del Classroom hasta en qué consiste un estado de alarma. Los recursos educativos comunes, algunos ofrecidos por el Ministerio, otros ubicados en EducaMadrid o en las correspondientes plataformas autonómicas, tardaron tiempo en llegar y nuestros jóvenes necesitaban seguir aprendiendo el mismo 11 de marzo, no dos o tres semanas después. Ha sido la horizontalidad, el saber compartir recursos entre compañeros y compañeras, la clave absoluta de este proceso de adaptación a la educación digital. Nos hemos enseñado a grabar vídeos que luego subir a YouTube para que a través del Classroom nuestro alumnado pudiera encontrar nuestras explicaciones del modo más similar posible a como las hacemos de forma presencial. Nos hemos enseñado qué herramienta es más útil para hacer una videoconferencia con todo un grupo y poder responder sus dudas y sus preguntas. Cómo hacer cuestionarios tipo test en línea. Cómo conseguir que nadie copie en un examen por videocámara. Cómo adaptar nuestros criterios de evaluación a las circunstancias e idear nuevas y originales formas de alcanzar los mismos aprendizajes, y valorarlos, en un contexto para el que nunca nos prepararon.

Pero aún nos queda mucho por conseguir. No nos basta con haber entregado cientos de ordenadores, tabletas y tarjetas de datos a nuestros estudiantes para tratar de que absolutamente nadie se quedara atrás. No nos basta con el correo, la llamada telefónica o la videotutoría con un alumno y su madre ayudándoles a organizar un horario de trabajo que asegure que podrá entregar todas sus tareas dentro del plazo estipulado. Los centros, los equipos directivos, los y las docentes y, sobre todo, nuestro alumnado, hemos conseguido transformar el sistema educativo presencial de la noche a la mañana, pero somos conscientes de todas las mejoras que habrá que implementar si realmente queremos garantizar que el sistema educativo sigue manteniendo su calidad en su paso de las aulas presenciales a las aulas digitales. Si vuelve a ser necesaria esta transformación radical de nuestro modelo educativo será necesario tener previstas algunas medidas que ayuden a uniformizar el proceso de educación y aprendizaje. No puede depender todo de la buena voluntad y ayuda mutua entre los equipos directivos y docentes. Es urgente que los responsables políticos de nuestro sistema educativo organicen de forma previsoria una adaptación uniforme a una previsible vuelta a la digitalización, que nos forme adecuadamente y que saquen adelante una nueva legislación que no solo incorpore esas previsiones, sino que incluya los aprendizajes que hemos conseguido durante este periodo. Porque descubrimos desde el confinamiento que con más herramientas digitales la educación presencial podría transformarse completamente para ser mejor, más eficiente y productiva. Pero también descubrimos que, por muchos Classroom, videollamadas y correos que podamos utilizar, nada sustituye esa extraño y maravilloso vínculo que únicamente se produce en las aulas, cara a cara entre un profesor y un grupo de alumnos y alumnas.

Xunta de Galicia

El sistema educativo gallego parte de un trabajo sin precedentes en los últimos años por parte de docentes y de la Administración, a través de la Consejería de Educación, Universidad y Formación Profesional y la Agencia para la Modernización Tecnológica de Galicia (Amtega) para consolidar la transformación digital de las aulas, con la puesta en marcha del Proyecto Abalar y de la Estrategia Gallega para la Educación Digital,  EDUDIXITAL 2020.

Este proceso comenzó en 2010 y, desde entonces se han invertido 100 millones de euros en equipamiento, mejora de infraestructuras, contenidos digitales e implantación de nuevos servicios y canales de comunicación online, tal y como detalla fuentes de la Consejería de Educación, Universidad y Formación Profesional de la Xunta. El resultado, a día de hoy, son “6.000 aulas digitales de 900 centros, de las que se benefician más de 120.000 alumnos. Además, la evolución de Abalar con la implantación de la plataforma del libro digital E-Dixgal permite que, este curso, 27.000 alumnos  de 5º,6º de Primaria y 1º y 2º de ESO de 345 centros estudien con contenidos digitales de cuatro proveedores: aulaPlaneta, Netex, Edebe, y Pearson”.

Todos estos recursos online (portales, plataformas y aplicaciones), que la Xunta ha ido implementado en los últimos, se han reforzado desde la entrada en vigor del estado de alarma; y se han puesto en marcha nuevas herramientas y medidas para evitar que nadie se quede en el camino.

Entre estas nuevas herramientas puestas en marcha por la Consejería destacan aquellas que se han puesto a disposición de los docentes y que se pueden encontrar en el espacio de  Servicios Digitales Educativos.

Web Servicios Digitales Educativos

Entre estas nuevas herramientas destacan los materiales didácticos para el profesorado que imparte docencia de FP y que incluyen “tanto el banco de recursos elaborado por el propio profesorado de FP, en licencias de formación convocadas durante los últimos 8 años; como los materiales didácticos que se usan en FP a distancia en Galicia”.

Además, se ha puesto a disposición de los docentes una Guía que establece las directrices para el ejercicio del teletrabajo del profesorado gallego y que se estructura en cinco grandes apartados: Instrucciones sobre el COVID-19; Orientaciones básicas para el desarrollo de la enseñanza no presencial; Hasta 11 espacios virtuales adaptados a las diferentes etapas y asignaturas; Una amplísima oferta de herramientas específicas aptas para la gestión del aprendizaje, la creación de contenidos interactivos, edición de vídeos, videojuegos, audio, imágenes, pantallas digitales…etc; y la  Teleformación (PLATEGA, Cursos en abierto) y asesoramiento con el personal de la Red de formación.

El profesorado cuenta también con “una red profesional,  Redeiras, en la que más de 11.000 docentes colaboran en temas que son de su interés y con la plataforma online  Agueiro que permite a los centros crear su propia comunidad educativa virtual”.

Asimismo, se ha incorporado recientemente el Soporte  Premium 24×7 para familias, alumnos, centros y profesorado que  pueden resolver cualquier incidente o duda la de diferentes canales (teléfono,  mail, presencial, a través de la red de 69 puntos físicos).

La plataforma online Escuelas en la nube, es otra de las herramientas para los Centros Rurales Agrupados, que emplean de manera habitual y cuyo uso también se ha intensificado estos días.

Además, el pasado 30 de marzo se puso a disposición de la comunidad educativa un nuevo recurso,  una plataforma de videoconferencia, que permite a los docentes interactuar en tiempo real con su alumnado a través de sonido e imagen, compartiendo contenidos, realizando cuestionarios y ejercicios en tiempo real y de manera colaborativa,etc

Con el objetivo de evitar la brecha digital fuentes de la Consejería nos explican que se han prestado a las familias con menos recursos “un total de 2.750 kits compuestos de portátil y una conexión a la red (gratuita, gracias a la colaboración de los operadores Orange, Vodafone y R y de la aportación del Ministerio de Educación en colaboración con Telefóncia), para facilitar el seguimiento de la actividad educativa. Va dirigido a alumnado de Secundaria, Bachillerato y Formación Profesional, que recibe los equipos a través de sus centros de enseñanza”. También “se están facilitando equipos informáticos disponibles en los centros educativos al alumnado que no dispone de estas herramientas”.

Gracias a la colaboración de los proveedores de la plataforma de libro E-Dixgal, aulaPlaneta, Netex Edebé y Pearson, “sus contenidos están disponibles de forma temporal, durante la suspensión de las clases, para todos los centros que impartan los cursos implicados en la iniciativa de 5º de Primaria a 2º de ESO, aunque no formen parte del proyecto. Esta medida puede beneficiar a más de 95.100 estudiantes”.