Entrevista

Luis Morell: «En esta nueva etapa aparecen aspectos importantes que supondran dos líneas de acción»

Luis Morell Baladron, Director de Sistemas de Información. Servicio de Salud de Castilla-La Mancha – SESCAM


¿Cómo afrontan desde SESCAM la vuelta a la normalidad?
En esta nueva etapa aparecen aspectos importantes que van a suponer dos diferentes líneas de acción, una coyuntural con la Pandemia COVID19 y una de cambio estructural que perdurará más allá de esta situación.

Dentro de los cambios coyunturales asociados a la pandemia, están incluidas todas las actividades de seguimiento de casos y contacto que se están llevando a cabo en los centros asistenciales, especialmente pivotando en los Centros de Salud.

Pero también será importante activar unos planes de contingencia que permitan reforzar las infraestructuras esenciales para que en caso de nuevos brotes el sistema esté preparado para asumirlos con solvencia, especialmente equipamientos para soporte vital, pruebas diagnósticas, camas, profesionales y también las TIC.

Sin olvidar las acciones de distintos canales de información y trabajo con los pacientes para concienciar de la importancia de que se cumplan las medidas de protección, las prácticas de higiene y el uso de los recursos.

Dentro de los cambios estructurales que se mantendrán como elemento de trasformación de una nueva forma de ofrecer servicios sanitarios, consolidar las acciones desplegadas durante la pandemia y dotarlas de un encaje en la organización.

Prestación Telemática. La incorporación de consultas no presenciales, como ha sido la extensión de consultas telefónicas en todos los centros de salud, la provisión de video consulta integradas en las agendas de las consultas y con el soporte adecuado tecnológico para que se realicen en las condiciones óptimas de funcionalidad y seguridad, la extensión de servicios digitales a los ciudadanos con mayor contenido clínico, para acceso a sus datos, informes renovar prestaciones, etc. 

Interoperabiliad. Seguir avanzando en una línea para el fomento de la interoperabilidad para evitar que la fragmentación de la información en islas corporativas se constituye como una barrera para la colaboración entre los distintos entornos organizativos, ámbitos asistenciales o instituciones. El asilamiento entre los sistemas de información sanitarios, sociosanitarios o de salud pública, no se pueden constituir como una barrera para la eficacia.

El desarrollo de sistemas de información interoperables, diseñados bajo nuevo paradigma de aplicaciones historia clínica electrónica, que permita un intercambio de información entre las distintas partes de la prestación sanitaria y sociosanitaria o salud pública, permiten el uso adecuado de información compartida y la prestación más segura y eficiente de cada una de las partes, facilitando la cooperación y trabajo en red dentro y fuera de los servicios sanitarios.

Gobierno del dato y transformación digital. La disponibilidad de grandes bases de datos dentro de la organización y su conexión con conocimiento científico, permiten buscar un nuevo paradigma en la gestión de los procesos asistenciales y de soporte a los centros. La monitorización en tiempo real de los pacientes y las instituciones, el seguimiento activo del rendimiento de los recursos, la utilización de algoritmia de predicción o la inteligencia artificial como elementos de ayuda y soporte a la decisión, aportaran ventajas competitivas a las organizaciones sanitarias.

¿Ha cambiado la pandemia sus prioridades de inversión en TIC? ¿Cuáles son esas prioridades ahora?
Las acciones de inversión TIC, van a seguir un curso paralelo a las líneas de reforma que se han comentado antes, con el reforzamiento de las infraestructuras y el incremento de equipamiento para las acciones de telemedicina (dotación de equipos y plataformas de video-consultas y video-colaboración), incremento de las comunicaciones, reforzar la seguridad, dotar de aplicaciones de relación con los ciudadanos para procesos asistenciales etc.